jueves, 20 de noviembre de 2008

día de muertos en ihuatzio, mich.


a casi media hora al norte de pátzcuaro (se puede tomar un colectivo urbano por $7) está el pueblo agroartesano y pesquero de ihuatzio, poblado por gente muy apegada a sus raíces p'urhepechas.

tengo entendido que ihuatzio precedió a tzintzuntzan como la capital del reino tarasco; estamos hablando de alrededor del año mil. hoy en día se pueden visitar sus yácatas (pirámides tarascas) a escasos minutos a pie, pero un vivo legado de la cultura p'urhepecha es la celebración de la fiesta de los muertos.

desafortunadamente como este día de muertos no cayó en puente no pude presenciar la tradicional caza de patos que tiene lugar uno o dos días antes del 1o de noviembre. (tampoco vi patos puestos como ofrendas en los altares, pero eso se pudo deber más a que no visité más que cementerios y no tuve el gusto de ser invitado a ninguna casa.)


de hecho, el que este día de muertos no haya caído en puente disminuyó pero por mucho el turismo, sobretodo cuando se compara con semana santa--esto, aunado a los fuertes fríos y sobretodo a los granadazos del 15 de septiembre en la capital del estado (en la mera plaza! durante el grito!) hicieron que muchos lugareños expresaran no haber visto un día de muertos con menos turistas: en pátzcuaro los hoteles tenían vacantes y por los mercados se podía andar a paso veloz a hora pico.

total que los lugareños tuvieron una fiesta de los muertos más intima que lo acostumbrado. no sé a qué cifras cotejar estas, ni meto la mano al fuego por su certeza, pero calculo que durante las velaciones de este 1o de noviembre la razón de turistas a lugareños nunca pasó de 2.5 a 1 en los panteones de ihuatzio, cucuchucho y la isla de pacanda, y se mantuvo de 8pm a 7am a un promedio de 1.25 turistas por lugareño, habiendo momentos (sobretodo de madrugada) en los que la razón estaba a favor de los lugareños para mayor provecho de los escasos turistontos y fotógrafos profesionales que divagábamos por el cementerio como fantasmas (como yo todavía no he vendido ninguna foto de mi celular, me cuento como turistonto, pero no por otra cosa).

si bien el fervor y los rituales forman parte de la velación de los angelitos (los niños difuntos) del 1o de noviembre, la verdad es que la mayor parte del tiempo familiares y amigos tienen sus típicos ratos de risas, silencios, aburrición, cabeceos y pedas, solo que alrededor de una tumba.


este es un muy buen ambiente para que el turista forme parte del evento y no esté detrás de la cámara como espectador. los lugareños son muy receptivos a las preguntas y están muy puestos para sostener largas conversaciones con desconocidos a 10 centímetros de los restos de sus seres queridos.

muchos de los habitantes de ihuatzio tienen familiares o amigos qué visitar en cucuchucho, un poblado más pequeño a unos 5 minutos en dirección al lago. esa es una muy buena oportunidad para integrarse a algún círculo de peregrinación y conocer un poco más de la gente de este lugar.

el panteón de cucuchucho tiene una menor densidad de turistas y una mayor aura de autenticidad en los arreglos florales, ofrendas y ritos. está más protegido de los vientos por cortinas de árboles y puede retener más calor (eh!) y humo (uh!). alguno de estos años se tendrá que regular la calefacción del lugar porque algunas familias queman basura para pasar el frío y los humos se expanden por todo el lugar y se retienen ahí por largo tiempo.


a otros 5 minutos en dirección al lago se encuentra el malecón que conecta con pacanda, una isla habitada por una comunidad indígena que ha sabido explotar la industria del turismo alternativo para preservar su estilo de vida y mejorar las condiciones de vida y garantías individuales de sus miembros. los botes pasan cada 1/2 hora y por lo general son contratados por grupos a los que uno se puede unir hablando las cosas. no se olviden de darle una propina al guía!

el panteón de pacanda es el más extenso de los tres que visité--o quizás solo el menos densamente poblado. la ornamentación de los altares es más modesta y personal; el ambiente es más "piadoso." sorprende el que generaciones enteras hayan vivido en la isla hasta la fecha y que los jóvenes no expresen mayor interés en emigrar.

esta es una comunidad indígena exitosa en su combinación de preservación de estilo de vida con mejora de condiciones de vida; su modelo económico y social debería de tener mayor difusión porque a través de este se logra fomentar la cultura, preservar el medio ambiente, impulsar el alter-emprendimiento, crear empleos dignos y mejorar la calidad de vida de los miembros de comunidades indígenas.

3 comentarios:

Guillermo dijo...

muy interesante, por cierto que hace poco mi esposa y yo visitamos el pueblo y el convento agustino, muy bien restaurado, de Cuitzeo, cerca de Morelia. Nos gustó muchísimo, y además la nieve que nos vendieron en la nevería frente a la plaza estuvo rica e increíblemente barata.

fina dijo...

sobre lo de los monopolios, me parece un análisis muy interesante y bien hecho. Pero encuentro un problema. Debe de hacerse en todos los países al mismo tiempo, pues de lo contrario pueden haber problemas porque entonces de otro país en donde sí se permitan los monopolios, entran los productos en los que quedó regulado, y acaban con todos los negocios, precisamene porque se trata de un monopolio fuéra del país.

Muy interesantes los rituales sobre el día de muertos en ihuatzio, Mich . Qué privilegio poderlo visitar en esas fechas

Anónimo dijo...

Favor de no mal informar a la gente,en ihuatzio se cazan patos todo el mes de octubre y todo noviembre ,no únicamente dos días antes de la noche de muertos,y otra cosa,la gente de ihuatzio no tiene familiares en cucuchucho y amigos menos.