sábado, 11 de octubre de 2008

recesión expresiva

creo que ya es prudente hablar de una recesión espiritual, creativa y motivacional en mi vida. estamos hablando de más de mes y medio desde que no saco nueva canción, mes y cacho que no hago nueva artesanía, y algo así como un mes que no escribo de política económica o las cosas del alma en general.

esto no quiere decir que no haya salido con nuevas rolas, ideas para plasmar en conchas, proposiciones para actuar ante la crisis financiera o "consolaciones." de hecho, el ritmo con el que me han estado saliendo estas cosas por la cabeza, del corazón, es el mismo de los meses pasados, a grandes rasgos, escriba o no escriba, grabe o no grabe. no digo que la calidad haya mejorado, pero ciertamente esta no ha disminuido.

lo que está pasando es que he perdido la motivación para grabar esos videos, escribir esas ideas y pintar esas tontejadas.

optimistamente, me quiero hacer pensar que esto se debe a que tengo flojera de plasmar ideas que concibo con la misma soltura de siempre, pero cuya ejecución resulta ser más compleja y requiere de mayor esfuerzo, concentración y profundidad--implicando así mayor disciplina y atención a detalles... más sinsabores y bostezos.

sin embargo, esa suposición del hecho que he estado "progresando" en los ámbitos creativos y espirituales de la vida, al menos en lo que concibo, presupone, si somos sinceros, que he hecho los mismos "avances" en la aplicación y el desarrollo de las técnicas y la tecnología para plasmar estas mafufadas.

no me quiero parar a discutir esto. sé que las cosas no son tan simples y que uno no avanza al mismo paso en sus capacidades contemplativas, creativas, expresivas y ejecutivas. sé que es probable que la sencillez de lo que había estado concibiendo no requería mayor capacidad y destreza de ejecución, y que los mayores niveles de complejidad que me he estado queriendo imponer han alcanzado el límite de mi capacidad productiva--dado mi conocimiento adquirido, mis habilidades desarrolladas y mi capacidad de resolución de problemas.

sé que es probable que "inconscientemente" no esté dejándome dar el salto a producir obras de mayor complejidad y exigencia en la ejecución porque muy en el fondo pienso que eso es innecesario, pretencioso e inauténtico para con mis principios, inconsistente con mis mantras.

el punto es que creo (quizás erróneamente) que soy capaz de "elevar" el estándar de mis producciones al nivel de mis más recientes concepciones, y espero que esto no implique que esté dando el salto de digno artesano a pretencioso miniaturista o músico, de honrado discípulo del sentido común a petimetre practicante de ciencias o teórico, de siervo del amor a esclavo del amor propio.

valdrá la pena, con todo, analizar detenidamente qué obstáculos me han estado imposibilitando la producción de mis nuevos proyectos--al menos para mantener en marcha mi hábito de la escritura en esta etapa oscura en todos los ámbitos de mi vida (menos el comfort y la chachara).

de entrada, culpo a la falta de motivación y la flojera del 60% de esta crisis, al comfort y a la chachara de un cuantioso 30%, y el resto no me importa. el caso es que voy a empezar auditando los temas del desafío, la curiosidad y la inspiración en la próxima entrada.

1 comentario:

Guillermo dijo...

Mi consejo es: disfruta de la vida, pero piensa también en cómo puedes aprovechar las oportunidades que te da, para que estés bien contigo mismo y con quienes te rodean. (Y claro, con el Creador).