domingo, 17 de febrero de 2008

ciclo nupcial: vamos (duranguense)



la música nupcial engloba las obras populares de mayor júbilo en cada país y cultura. en las bodas, las tonadas más pegajosas y las letras más coquetas se codean con las baladas en boga para mantener la pista en llamas.
yo, que estoy buscando desarrollarme en géneros alegres, composiciones sencillas y letras al punto, me considero afortunado al anunciarles que un primo se nos casa en mes y medio. qué mejor motivo para echarnos un rol por los géneros y temas más bonachones y despreocupados?

este ciclo nupcial abre con un bailongo duranguense que trata el tema de la preparación para la boda. el mes entrante, el ciclo cerrará con una canción de género aún no especificado que tratará el tema de la celebración de la boda (en concepto, se dará un rol narrado por la pista--el ambiente estará inspirado en visiones gracianescas y bosquescas con tintes bruegheleros).

la letra está inspirada en ese subgénero de canciones simplonas, sin sentido, pero bien pegajosas como "vamos a la playa a comer papaya." en cuanto a la melodía, tiene muchas influencias del pop de los 90´s (en particular de esa canción que decía "quiero montarme en tu velero"). sin embargo suena suficientemente norteño el conjunto (aún sin el bajo).

en retrospectiva, me arrepiento de haber insertado un arreglo muy infantil con la zampoña. (además me acabo de acordar que una canción ochentera mete practicamente las mismas 11 notas del comienzo -solo que ahí son 10 y la variación es diferente, más esquelética- a un tempo más lento). me debí haber limitado a tocar el bajo (no quise meterlo porque temí sobrecargar a la canción--a mi modo de ver, o metía una tonadita alegre o dejaba un bajo monótono).

en lo que sí he notado un "progreso" es en mi selección de instrumentos: primero toqué lo primero que se me cruzó. esta vez la instrumentación fue más selecta y "civilizada": una caja de cerillos y el reverso de un vaso de cartón. no estoy seguro, pero probablemente para el mes que viene ya le habré dado una ojeada al repertorio del software de mi computadora (garage band).

no por eso voy a dejar de practicar la zampoña. este mes, de hecho, el celoso cigarro me robó del tiempo que tenía para practicarla--por eso no pude tocar más de cinco notas otra vez (aunque ya lo hago con mayor soltura y celeridad). la idea es que el garage band se alíe a la zampoña para recuperar el interés en la música y quitarle atención al tabaco.

en fin, en cuanto al video, es obvio que no era lo que tenía planeado--no solo la música era un regalo para mi primo. la idea original era la de hacer un ejercicio con la cámara y el programa de edición jugando con ascensos y descensos de cámara y mios por las vías.
espero que tenga algún uso esta denuncia a ritmo de danzable:

la poubelicidad es hiperrealismo! la pubelicidad es reeducación visual: su objetivo es complementar el trabajo informador de la pubelicidad mayor que se absorbe en los anuncios de la tele y las naturalezas muertas de las telenovelas.
mientras en las agencias de pubelicidad mayor se gastan millones en embellecer, aislar, maquillar un producto y desarrollar su comercial; el pubelicista no tiene más que asomarse a la cañería, la calle, los bosques, el campo o los parques para sacar una foto o tomar un video de mayor impacto de ese mismo producto. los costos de distribución también son contrastantes: cadena de e-mail mata contrato de tiempo aire.
la "responsabilidad social," que en este caso no es más que un deber compensatorio, ya no es una elección para las empresas que quieran mantenerse a flote.

qué bonito! los consumidores compran chucherías barato porque las empresas se ahorran los costos derivados de las externalidades causadas por el consumo y la producción de estas--mientras nosotros les limpiamos el chiquero! hay de las empresas que no prevean el hecho de que los restos de sus productos tiendan a ser tirados en espacios públicos, lugares de culto, zonas protegidas, etc.
la pubelicidad se encargará de que estas ofensas a la sociedad, a la libertad de culto, a la madre naturaleza cuesten más caras que "patrocinar" campañas de limpieza y prevenir contaminar nuestros intestinos, nuestros recursos y nuestra decencia.

arriba la banda
Y QUE VIVAN LOS NOVIOS!

pd: letra y notas

vamos a la boda
a la bo-a la boda de mi primo--
que habrá mucha pachanga
y se (comerá/bailará) bien rico.

vamos a la boda
y llevemos mucha banda--
que al fin mi primo paga
sí, al fin mi primo paga.

no inviten a la chona
ni inviten al beltrán--
pues esa nunca afloja
y ese siempre es un patán.

no inviten a la gaby
ni inviten al patrón--
esa ya está casada
y ese pobre ya juró.

vamos a la boda...

inviten a la xóchitl
y a traiganse al saúl--
que ella me tiene loco
y él nos puede hacer vudu.

inviten a la pepa y
no olviden al tamés--
pues él toca la tuba
y yo de ella me enamoré.

zampoña:
sol fa mi re re mi fa mi re fa mi
sol fa mi re re mi fa mi re do do

5 comentarios:

Finisha dijo...

jajaja ya m aprendi el corito p cantarlo n la boda!!! con todo y la moraleja ecologica! solo m falta conseguir la zampoña

Anónimo dijo...

què onda?!? dime que ya lo viò el zaaanti!??!?!

está increíble, jaja, me encanta tu propuesta de imágenes con basura y lindos enunciados...

me late tu humor y tu edición

besito

Marieli

el fedugas dijo...

Me parece muy ingenioso que hayas puesto tantas cosas mezcladas en un sólo corto (cabe aclarar que primero he visto el vídeo y luego he leído el comentario, pues me gusta tener primero una visión propia), es decir, me parece interesantes poner una melodía pegajosa, incluso sin mucho trasfondo, y anexarlo a impactos visuales que, si bien son comunes, se consigue que el espectador ponga mucho más atención en las imágenes por el son tranquilo de la música.

Ahora bien, si lo vemos desde el punto de vista de una boda, como bien lo señalas, podría ser un exitazo para las parejas pa' que bailen cachandon y pegadito, pero habría que suprimir el vídeo para que los novios no se sientan tentados a pensar en la conciencia social y disfruten su fiesta, no crees?

ssv dijo...

Gran regalo de bodas, el ciclo nupcial. Pero tal vez quieras reconsiderar lo de la traducción automática, hasta que sea más confiable. Éste es el tipo de resultados que está arrojando:

In retrospect, I regret having inserted a very infant with the panpipe.

ssv dijo...

Sabes qué si quieres censura mi comentario creo que está medio vulgar