miércoles, 14 de mayo de 2008

fondo petrolero de emergencia alimentaria

el precio del crudo está en aumento. también el de los granos de consumo alimenticio básico, entre otros. pemex está generando más ganancias mientras la vida se va encareciendo. las causas de estos fenómenos son principalmente exógenas, pero el saber o no saber aprovechar el excedente de la venta petrolera para anticipar y responder ante la emergencia que va a representar el ascenso incontrolable del precio de la canasta básica va a ser responsabilidad de nuestros representantes y gobiernos electos. por eso quiero proponer un modo de responder sabia y responsablemente a este fenómeno con tiempo de ventaja:
creando un fondo de emergencia alimentaria para cubrir los déficits presupuestales de los ciudadanos receptores de ingresos mensuales menores al costo ascendente de la canasta básica mensual extrayendo los recursos de una porción predeterminada del excedente de la venta del petróleo.

la creación de este fondo mitigaría la desestabilización de la economía a nivel nacional que representaría el descontento de aquellos sectores de la población dispuestos a mobilizarse en el mejor de los casos, incluso pudiendo acabar hiriendo a alguien en el peor de los casos. un mayor sentimiento de confianza en, e identificación con, la comunidad y sus instituciones por parte de los sectores más vulnerables sería acompañado de una sensación de mayor seguridad y claridad a largo plazo en la población en general, y esto sería más favorable al ambiente de inversión en el país que la discordia, la polarización, los brotes de violencia verbal y física, la desesperación que puede explotar en criminalidad, violencia intrafamiliar o suicidio--y hasta el hambre de una revolución armada que siempre buscan explotar los sectores más radicalizados de la población.

adicionalmente, cuando este fondo de emergencia estuviese en su función redistributiva se minimizaría el efecto negativo que el desplome nutricional tendría sobre el rendimiento escolar de los niños de las familias más vulnerables, que a largo plazo podría salirle más caro a la sociedad que garantizar la nutrición básica de estos en tiempos turbulentos, pues el ininterrumpido desarrollo y aprendizaje de estos hoy se traduciría en mayor conocimiento y habilidad en los futuros trabajadores. creo que no hace falta mencionar que no solo acumularíamos más capital humano implementando esta institución, sino que además nos ahorraríamos parte de los costos públicos y privados de lidiar con los crecientes índices de criminalidad, inseguridad, marginalidad, (re)integración y (re)capacitación social que aumentarían de no contar con una red social adecuada a la medida de la crisis alimentaria que se avecina.

el trabajo de los padres de muchos de estos niños también sería más eficiente en el presente; en efecto, gracias a la mejora de las expectativas de estos y la relajación de su angustia, frustración y desesperación en relación a la crisis a venir, estos jefes del hogar no se verían obligados a sacrificar el tiempo, atención y energía que tienen destinados a realizar actividades productivas, para destinar estos valiosos recursos a realizar labores adicionales aceptando peores condiciones de trabajo o a pedir prestamos a tiburones, por ejemplo. además de que la caída de la productividad laboral que tiene lugar en épocas de crises alimentarias DURANTE la crisis alimentaria se vería acolchonada por el hecho de que la energía, la atención y el ánimo de estos trabajadores no disminuiría notablemente en sus actividades económicas, al menos no por el hecho de tener una nutrición extraordinariamente deficiente. finalmente, estos hechos tendrían a futuro un efecto netamente positivo al compararse con el costo de la operación y recavación de fondos del fondo de emergencia alimentario del presente una vez que fuera evidente el que los trabajadores continuaron ininterrumpidamente acumulando conocimientos, experiencia y habilidades en el trabajo sin pasar por déficits cícilicos de atención y rendimiento.

finalmente, la porción de la población directamente beneficiada POR SUS PROPIOS RECURSOS, dicho sea de paso (que, a fin de cuentas, cada uno de estos individuos es accionista de pemex y comunero del petróleo), estaría dándole el mejor uso posible a su porción de los recursos que le pertenecen por derecho PRECISAMENTE en el momento que más lo necesitaría. por una parte, no se debería de ver esta transacción como una desviación de recursos potencialmente productivos a mero consumo perecedero e infructífero, sino como una inversión social que aumenta la productividad de los trabajadores y los estudiantes y que previene ciertos fenómenos nutricionales, salutarios, sociales y políticos que retardan el crecimiento en los mejores de los casos. por otra parte, esta transacción debería ser vista, entre otras cosas, como un legítimo reclamo de derechos por parte de una porción de la población; derechos de propiedad y derechos a la protección por parte del estado en crises naturales.

en fin, podríamos hacer una lista de las razones y beneficios de la implementación de este fondo de emergencia a corto, mediano y largo plazo; a nivel micro, meso y macro; en ámbitos sociales, políticos, económicos, nutricionales, salutarios, etc.: directos e indirectos--sin acabar antes que finalice el debate energético. por razones de tiempo, los dejo a ustedes con la tarea de identificar los efectos positivos y negativos de la implementación de un fondo petrolero de emergencia alimentaria cuanto antes :).

el punto es que esta medida es conveniente a la sociedad y no conflictúa con el llamado interior a hacer "lo correcto."

en la siguiente entrada discutiremos exactamente cómo se podría manejar este fondo. debo de hacer mucha investigación.

lo que puedo decir es que voy a buscar inspiración para las medidas de ética y transparencia en el fondo pensionario de noruega. para el sistema de almacenamiento y compra de alimentos voy a leer sobre el banco de comida de la ciudad de nueva york. para la administración general y la intervención de los poderes fácticos voy a estudiar el fondo de cobre chileno y el petrofondo de alaska. para trabajar la identificación de candidatos receptores y el sistema de distribución voy a leer más sobre oportunidades.
cualquier comentario es bienvenido.

hasta mañana!

1 comentario:

Guillermo dijo...

La idea es muy buena. Solamente que hay que conciliar esa idea con la de Cuauhtémoc Cárdenas, que piensa que hay que dejarle todo el excedente por arriba del nivel presupuestado por los diputados en diciembre de 2007 a Pemex, para que lo utilice en inversión (no aclara cómo evitar que el sindicato se lleve demasiada de esa lana).
Por último, Sarmiento dice hoy o ayer que con el precio tan subsidiado de la gasolina importada y la reducción de producción de Cantarell ya no hay excedentes, o sea que habría que aumentar el precio de los combustibles a los consumidores lo antes posible, para no desperdiciar los altos precios del crudo.
Por cierto, recomiendo leer el artículo de Carlos Elizondo en el Reforma del viernes pasado, y si tienen tiempo, el de Krauze en el del domingo.